Vanzys | Blog
Arma tu pack de 3 cursos por tan solo S/55.00

¿Cómo tomar mejores decisiones en tu vida y trabajo?

imagen 1 Vanzys

¿Cómo tomar mejores decisiones en tu vida y trabajo?

Los humanos tomamos decisiones todo el tiempo, desde que nos levantamos hasta que volvemos a la cama cada noche. Estas decisiones definen el futuro de nuestras vidas. Por eso, buscamos que cada una de ellas nos lleve en dirección correcta. Sin embargo, tomar todas tus decisiones de manera adecuada puede sonar como algo complicado, sobre todo si no conoces el cómo.

Este post está pensado en ayudarte exactamente con eso: cómo tomar mejores decisiones.

Es importante tener en cuenta que la receta perfecta no existe y cada camino es único, pues somos universos individuales. No obstante, construir estrategias con anticipación nos dará las herramientas necesarias para tomar decisiones mejor informadas y más efectivas en diferentes escenarios de nuestras vidas.

1. Acepta la posibilidad de una decisión equivocada

Las decisiones acarrean un riesgo implícito y ese riesgo nunca puede ser eliminado en un 100%. Esto nos lleva a dos puntos importantes:

Primero: La fortuna y el azar siempre van a jugar un papel, aunque sea mínimo, en los resultados de lo que hagas, lo que significa que jamás vas a poder controlar todo el resultado de tus decisiones. Será inútil pretender lo contrario.

Segundo: una mala decisión no es el peor escenario. Hay algo mucho peor y se llama inacción. Cuando el miedo y la incertidumbre te paralizan al momento de tomar una decisión, lo único que estás logrando es que esa decisión sea tomada por ti y tengas que afrontar las consecuencias por todo aquello que no elegiste.

Recuerda esto la próxima vez que te sientas envuelta en un torbellino de incertidumbre y ansiedad ante una decisión importante. "La suerte favorece a los valientes"

2. Retírate a ti mism@ de la situación

En muchas ocasiones, cuando una decisión nos resulta demasiado difícil es porque estamos enfrascados en nuestro propio contexto y sesgos personales, algo que se puede resolver poniéndote en los zapatos de un observador externo de la situación. Cuando lo haces, tus opciones pueden ampliarse e incluso podrías encontrar detalles que originalmente se te habían pasado por alto. ¿Cómo hacerlo? La mejor forma de plantearlo es imaginar que das un paso hacia atrás y te ves a ti mismo ante la situación. Entonces debes hacerte la pregunta: “si no fuera yo, ¿haría lo mismo?”

3. Reconoce lo realmente importante

Muchas veces tenemos tantos objetivos y responsabilidades que nos olvidamos clasificarlas según su nivel de importancia real. Tu energía debe estar enfocada en decisiones duraderas, conectadas a algo verdaderamente significativo para tu vida y tu futuro. Visualiza ese futuro y pregúntate si lo que estás decidiendo en este momento te acerca a él.

Warren Buffet había recomendado alguna vez a un piloto que trabajaba para él que escribiera los 20 objetivos de su vida en orden de importancia. Luego de hacerlo, le pidió que guarde solamente los 5 más importantes y deseche los otros 15, pues no eran más que un obstáculo para cumplir los primeros cinco.

4. Jerarquiza usando la matriz Eisenhower

Su nombre proviene del general y expresidente estadounidense Dwight Eisenhower, un hombre reconocido por su capacidad de dirección y liderazgo. A pesar del contexto militar y político de Eisenhower, esta matriz posee un alto valor de utilidad en el campo administrativo y organizacional. Su objetivo radica en gestionar y distribuir correctamente el tiempo de tus proyectos, dotando a cada acción de relevancia y prioridad.

Al conocer tus responsabilidades y delimitaciones temporales de trabajo, tendrás el control detallado de tu día, así como las decisiones que realmente te corresponden. Este último punto permite delegar a otros actores ciertas tareas y coordinar las actividades que realizan en un proyecto.

La manera de graficar este tipo de matriz es sencilla. Consta de cuatro cuadrantes los cuales se dividen en las tareas urgentes, no urgentes, importantes y no importantes.

Urgente + importante

Una tarea se considerará prioritaria cuando se encuentra en este cuadrante. Si es urgente y ocupa un gran nivel de relevancia dentro de las decisiones de tu proyecto o cotidianidad, debes enfocarte más en ella, dándole el tiempo necesario para realizarla de manera exitosa.

Importante + No urgente

Cuando tus responsabilidades o decisiones están ubicadas en este espacio entenderás que no todo lo importante tiene un grado de respuesta inmediato. Tómate tu tiempo y realiza con calma tus acciones, dándoles la atención que merecen.

Urgente + No importante

Este tipo de tareas pueden ser delegadas hacia otras personas partícipes del proceso. Al ser urgentes deberán cumplir un plazo de realización máximo, pero, a su vez, pueden ser ejecutadas por otros miembros del equipo capaces de ayudarte. Al aprender a delegar ahorrarás tu tiempo y podrás utilizarlo para actividades prioritarias que generen mayor valor y que de verdad necesitan tu atención.

No urgente + No importante

Es el cuadrante que menos relevancia conlleva. Algunas acciones simplemente llenan tu agenda y estorban a otras decisiones. Identificarlas es muy útil porque podrás retirarlas de tus funciones principales y concentrarte en lo que de verdad importa y es urgente. Al tener separados estos puntos te darás cuenta, por medio de la comparación, que no toda responsabilidad tiene el mismo valor y nivel jerárquico, que cada decisión que tomes respeta un momento específico dentro de tu planificación cotidiana y que la organización de tus tareas te ayudará a ordenar también tu futuro.

5. Estructura tus problemas como proyectos

Una vez que identifiques tus tiempos y cómo invertirlos según su grado de prioridad, es necesario que tus decisiones estén basadas en estrategias funcionales que, comúnmente en los negocios, se resuelven a través de metodologías que te ayudan a optimizar tus esfuerzos. En el curso gestión de proyectos encontrarás información detallada sobre las herramientas funcionales que te guiarán hacia la toma de decisiones acertadas.

En ocasiones un problema puede parecer demasiado complejo porque no lo has estructurado y arrancado a pedazos. Esto significa que puedes desagregarlo en tareas más pequeñas y realizables, que no se ven tan intimidantes como el reto gigantesco que estabas viendo en un principio.

6. Construye objetivos y mídelo todo

Una vez que tienes ya el mapa de ruta sobre lo que implica el problema que vas a resolver, define las decisiones en términos de corto, mediano y largo plazo para poder medir su éxito. De esta forma podrás ir viendo de forma progresiva si estás alcanzando el objetivo que planificaste con tu decisión y tomar los correctivos necesarios cuando sea necesario, en lugar de solo recibir un golpe directo cuando ya sea muy tarde.

7. Fortalece tu autoconfianza

Las tormentas siempre llegan, tarde o temprano. Para no sentirnos totalmente desarmados y vulnerables cuando una mala decisión nos alcanza es indispensable confiar en nosotros mismos, pero esto es mucho más fácil de decir que hacer.

Cuando algo falla, creemos que somos impostores, “inútiles” y que todo lo que hacemos está mal. Aquí es cuando el miedo vuelve y nos paraliza, llevándonos nuevamente al punto 1. En este momento, una charla de emergencia contigo misma es la herramienta ideal.

Tómate unos minutos y aléjate del problema, bebe agua, pasea a tu perro y recuérdate a ti misma todo lo que has superado para llegar hasta aquí. Prepara con antelación y ten a la mano una lista de todas las cosas que consideras éxitos en tu vida y te han llevado hasta donde estás hoy. Porque si estás aquí, es porque has superado mucho y siempre lo has logrado, solo que a veces se te olvida.

Esta charla puede ser vital y te sirve para construir algo incluso más fuerte que la autoconfianza: el autorrespeto. Cuando resuelves algo y superas un problema aun con tus miedos y supuestas limitaciones, aprendes a respetarte a ti misma y de lo que eres capaz, algo que otros también podrán ver y reconocer.

¡Espera! Quieres acceder a nuestros curso FREE

Tenemos los mejores cursos, 100% online en vivo y grabado

Tu carrito de compras
×