Vanzys | Blog
Arma tu pack de 3 cursos por tan solo S/55.00

3 habilidades para ser un buen Project Manager

imagen 1 Vanzys

3 habilidades para ser un buen Project Manager

¿Te has preguntado qué hacen los buenos Project Managers para direccionar y planificar un proyecto y todos los recursos necesarios para ejecutarlo? ¡Se necesita de diferentes capacidades! Un rol de management conlleva una gran responsabilidad, pues es la persona administradora, gestora y coordinadora de todos los eventos que ocurren en torno a un proyecto.

En este post, veremos 3 habilidades que te recomiendo fortalecer para ser un excelente Project Manager:

1. Habilidad estratégica

Se habla de estrategia cuando se proyectan y alinean las acciones con un objetivo. Un Project Manager debe tener la capacidad tanto de definir esas acciones necesarias, como de establecer la meta final, entendiendo las necesidades del cliente externo (de haber) y la organización para la que trabaja, encontrando un balance que favorezca a ambas.

No es posible ser buen manager si no entiendes y comunicas el propósito de lo que se hace y si no encuentras el equilibrio que te permita definir un objetivo, que sea el puente entre los frentes para los que trabajas. Ser estratégico consiste en analizar el contexto presente para tomar decisiones optimizadas para el futuro.

¿Cómo fortalecer esta habilidad?

- El momento en el que inicia un proyecto suelen tomarse las decisiones más importantes con respecto a su viabilidad y objetivos. Allí, especialmente, cuestiona todo lo que pasa y pregúntate si generará valor.

- Lee toda la documentación posible sobre tu organización para entender qué busca (misión y visión). Desde el inicio, deja por escrito cuál es el objetivo de tu empresa al hacer este proyecto.

2. Habilidad para identificar riesgos

Eres tú quien tiene el conocimiento holístico de lo que sucede en el proyecto, por tal, eres la persona idónea para identificar los posibles problemas que puedan presentarse. Los proyectos suelen fracasar por riesgos que no se previeron; estos riesgos involucran tiempo (por ejemplo, un cronograma no cumplido por situaciones que se pudieron atender oportunamente de haberse identificado), costos (un sobrecosto que surgió por la necesidad de contratar a más personas con urgencia para desarrollar una actividad), o personas.

¿Cómo fortalecer esta habilidad?

- Conoce a los stakeholders de tu proyecto. Si reconoces sus intereses, deseos, preocupaciones y dinámicas, podrás identificar cuáles son las posibles problemáticas que puedan surgir con lo que a estos respecta.

- Dedica un espacio consciente a plasmar esas previsiones en un lugar y pedir miradas adicionales (de tu equipo y tu cliente) para alimentarlas y proponer acciones.

3. Capacidad de organización

A veces encuentras líderes excelentes que son desordenados, pero cuando hablamos de proyectos es una característica esencial que hará la diferencia tanto en la percepción del cliente, como en el desempeño de tu equipo. Tener la capacidad de organizar te dará ventajas en el momento en que definas las actividades necesarias para completar tu proyecto, en que requieras administrar un presupuesto, cumplir con tus tareas y coordinar a los demás equipos.

Ser organizado en un ambiente caótico puede ser complejo, pero por lo mismo, serás el polo a tierra y probablemente encontrarás mejores soluciones.

¿Cómo fortalecer esta habilidad?

- Dedica un tiempo de tu día a la organización. A veces, por la urgencia en la toma de decisiones y de acciones, no tendrás el espacio inmediato para ordenar. Es importante que reconozcas ésta como una tarea esencial y le asignes tiempo como tal.

- Documenta todo lo que haces, como una bitácora profesional de decisiones y acciones. El proceso de escribir te obligará a llevar una estructura y esto lo proyectarás en las decisiones futuras; además, te generará la disciplina de documentar lecciones aprendidas.

¡Espera! Quieres acceder a nuestros curso FREE

Tenemos los mejores cursos, 100% online en vivo y grabado

Tu carrito de compras
×