Vanzys | Blog
Arma tu pack de 3 cursos por tan solo S/55.00

Los mensajes de la telenovela Betty, la fea

imagen 1 Vanzys

Los mensajes de la telenovela Betty, la fea

“Betty, la fea” no es una telenovela, es LA TELENOVELA. Más allá de lo que pudiéramos pensar esta historia nos deja muchas enseñanzas que podemos aplicar a nuestra empresa, por pequeña que sea.

Vamos a empezar admitiendo que hay ciertos personajes y tramas que envejecieron muy mal. Aun así hay que admitir que Betty es como un ogro. No por lo feo, sino porque tiene muchas capas y muchas enseñanzas. Eso es lo que hace que siga siendo top en Netflix.

Esta historia comienza con Don Armando tomando posesión de la presidencia de Ecomoda. Su ambicioso plan de negocios fue el que le dio el triunfo. Pero, este plan de negocios tenía un error en sus estimaciones, así que lo volvía imposible de cumplir. Según se acordó, si esto pasaba, él tendría que abandonar la presidencia. Para evitarlo, Don Armando y Don Mario tuvieron que recurrir a muchos trucos y artimañas poco menos que legales, pero que fueron el marco de una de las mejores historia que nos ha dado Colombia.

1.-No tienes que saberlo todo

El mismo Dr. Valencia se apoyaba en el Dr. Olearte. Fue así que encontraron el error en dicho plan de negocios. Sin este error, nos hubiéramos quedado sin toda la trama de la novela. Betty estuvo a punto de perder el puesto, y este fue el punto de inflexión que la empezó a perfilar como la gran economista. Ella encontró el error, lo supo “maquillar” y “defender”. Así es como se volvió la mano derecha de Don Armando.

2.- Las hojas de vida no necesitan fotografía

La pandemia nos recordó lo que en el fondo siempre supimos, una persona valiosa para el negocio puede efectuar sus funciones en calzones y sin peinarse. Más importante que la apariencia, es el cómo nos desempeñamos en el trabajo y la experiencia que tenemos. Betty no ponía foto, porque sabía que así la descartaban de primera, sin leer lo que estaba debajo. Muy fácil sería decir que todo es culpa de los papás “por dejarla salir con esa pinta”, pero no es cierto. Cada quien es libre de tener el capul como le dé la gana.

3.-Invierte en calidad

Bien dice mi madre “Lo barato sale caro”. Así como bajar de calidad el material de las telas fue mala idea, también lo fue buscar materiales con contrabandistas. Intentando ahorrar dinero, salieron perdiendo mucho más. No temas invertir en maquinaria y materiales de calidad. Busca empleados de calidad y capacítalos. Estas inversiones a la larga generarán un ahorro. El error también fue hacer las cosas sin comentarlas con el resto del equipo. Principalmente, sin preguntarle su opinión a las personas que verdaderamente saben del tema.

4.- El respaldo de tu equipo es fundamental

Al tiempo que Betty se daba a conocer en la empresa, también se empieza a ganar al “Cuartel de las feas”. Este grupo de mujeres siempre buscan la manera de apoyarse durante las emergencias. Su amistad es fuerte, sin importar quién es secretaria de quién, o cuál gana más. Es gracias a ellas que pueden rescatar las cifras reales de ventas y ocultar la verdad sobre el informe maquillado. También ayudan muchas veces a cubrir las infidelidades de Don Armando y hasta salvan una pasarela en el final de temporada.

Es cierto que sus métodos son pocos éticos e ilegales, pero el punto es que es una gran ventaja tener un equipo dispuesto a todo por los demás.

La misma Betty demuestra su compromiso con Don Armando, y es por esto que sea la elegida para ser la “dueña” de la empresa que embargaría a Ecomoda en caso de desastre. Este nivel de confianza no es fácil de ganar.

5.- Escucha a tus clientes

Después de mucho drama, fraudes fiscales, reinados de belleza y unos papás que tiene que venir a arreglar el desastre que han causado sus hijos, Ecomoda entra en una etapa de recuperación financiera acelerada. Todo gracias a la estrategia de marketing de Betty. Ahora en las tiendas van a cubrir los puntos de dolor de sus clientes, ayudándolos a escoger prendas de acuerdo a su tipo de cuerpo.

6.- Nuestras decisiones pasadas no nos definen

Muchas veces vemos el gag de que Patricia dice que estudió ”Seis semestres de finanzas en la San Marino”. Estudios que no concluyó porque se casó. El matrimonio tampoco le duró y ahora está divorciada. Esto lo traducen en que no ha hecho nada en su vida. Como si las etiquetas de “sin estudios” y “divorciada” fueran lo único que la identifica.

De la misma manera, en el “Cuartel de las feas” se llaman a sí mismas cosas como: “la madre soltera”, “la dejada”, “a la que le bajaron el marido”. Todos hemos tomado malas decisiones, todos tenemos un algo que nos gustaría haber hecho diferentes y sobre todo, características físicas que no podemos cambiar.

No dejemos que estas etiquetas nos definan y nos limiten. Somos mucho más que nuestro pasado y nuestro físico, porque somos nuestro “ahora”. Tomemos de ejemplo a Freddy, el mensajero. Posiblemente sea el que gane menos en la empresa, pero viste y habla como ejecutivo. Además, actúa como si fuera la persona más importante del edificio. Su puesto no lo define, su pasado tampoco. Su actitud sí.

Betty, la fea” es una novela que tiene muchas enseñanzas. Podemos seguir hablando, por ejemplo, sobre los arquetipos de los personajes. De eso podríamos hablar un post entero, y posiblemente lo hagamos.

Ahora quiero que piensen en su equipo de trabajo, vean las dinámicas que tienen entre ustedes, su nivel de confianza y qué podrían cambiar. Reflexiona en ti mismo, y encuentra qué es lo que te define.

¡Espera! Quieres acceder a nuestros curso FREE

Tenemos los mejores cursos, 100% online en vivo y grabado

Tu carrito de compras
×